Los padres de esta preciosa jovencita le mandaron a su casa un fontanero de confianza, lo que los padres no sabían es que el esta muy salido y enamorado del cuerpecito de la niña, el muy cabron se empezó a masturbar mientras ella planchaba ella al darse cuenta, grito y el se lanzo sobre ella para taparle la boca y obligarla a follar