No es fácil encontrar hoy día jovencitas vírgenes y menos grabar su desfloracion. Pero hoy estamos de suerte Marta...